Cuando mi amiga me dijo que no me podía acompañar a una de mis salidas por Córdoba, porque le dolía mucho la espalda, me sorprendí. No podía creer que un dolor de espalda sería impedimento para ir de shopping. Así que yo, para no quedarme con las ganas y de paso, ayudarla, se me ocurrió regalarle una oferta de masajes de Groupon Córdoba. Hace tiempo que había visto ofertas de masaje en sus newsletters, así que no dudé que nuevamente encontraría una ahí. El día en que llegué a la casa de mi amiga, que estaba en el Barrio de Nueva Córdoba, con la oferta, ella realmente se sorprendió, pues no había encontrado ninguna oferta en masajes que la convenciera, y yo había llegado con la mejor solución para su problema.

Gracias a Groupon Córdoba y su oferta de masajes, mi amiga quedó como nueva.

Lo sé, lo sé, no es que yo haya buscado la solución, sino Groupon. De todas maneras, la oferta de masajes sí que le sirvió, porque al día siguiente de usarla, mi amiga me llamó para avisarme que se sentía como nueva y que estaba completamente disponible para que saliéramos por Córdoba. Así fue como, con una oferta de masajes, conseguí que mi amiga se sintiera mucho mejor y dejara atrás su dolor de espalda, yo conseguí salir a hacer mis compras, pasear por Córdoba y que nuestra amistad fuera mucho mejor.

Más