En el verano, había ido a una piscina de Córdoba con varios de mis sobrinos, entre ellos, Carolina. Ella, en cuanto vio la oferta de pedicuría que me había hecho, inmediatamente me dijo que quería una igual. Como no soy dada a decir que no, en cuanto ella me solicitó la oferta, yo me comprometí a que compraría en Córdoba una sesión de pedicuría para ella. A pesar de que las promesas siempre son importantes, esta la olvidé con facilidad y por mucho tiempo no recordé que la había hecho. Sin embargo, cuando se acercaba su cumpleaños, recordé que le había asegurado que encontraría en Córdoba una oferta de pedicuría, y me pareció que esa sería sin duda el mejor regalo. Así que, ese mismo día, ingresé al sitio donde yo siempre compraba mis promociones y busqué una para Carolina. Encontré varias que me parecieron perfectas, pero la que más me atrajo, y la que finalmente compré, fue una que consistía en una sesión de pedicuría y manicura con lindos y juveniles diseños.

Una sesión de pedicuría es una oferta que puede conseguir una gran sonrisa en Córdoba.

Cuando celebraron en Córdoba la fiesta de cumpleaños de Carolina, hubo muchos regalos que le fascinaron. No obstante, la oferta de pedicuría que compré yo para ella fue su favorito, por lo que al día siguiente, se dirigió a un centro de belleza de Córdoba a cobrarla. Esa vez quedó tan fascinada con la oferta, que hace unos días, cuando desapareció el diseño, me volvió a llamar para saber dónde conseguirla y poder tener unas bellas uñas y con lindos diseños, una vez más.

Más