Ya no sabía qué hacer con mi hija Ana María, pues tenía la adicción de comerse las uñas cada vez que tenía un problema en Córdoba. A pesar de que siempre le había dicho que eso no estaba bien, y que quizás sería bueno que buscara otra oferta con la cual relajarse, no había caso. Yo había probado de todo en Córdoba, pero aún no conseguía dar con una solución. Sin embargo, un día, en que revisaba el newsletter de Groupon y sus ofertas, encontré una para uñas, con la que se podía conseguir una linda manicura. En cuanto Ana María vio esa oferta, me pidió que se la comprara, pues, según me comentó, estaba muy de moda entre las pibas de Córdoba tener diseños en las uñas. Cuando me lo dijo, dudé en adquirir la oferta, pero después me pareció que sería la oportunidad perfecta para conseguir que mi hija dejara de ver las uñas como una fuente de alimentación.

La oferta para las uñas fue la forma de deshacerme de ese problema de Córdoba.

A Ana María le dije que le compraría la oferta para uñas de Groupon Córdoba, siempre y cuando me prometiera que dejaría de mordérselas, así que a ella no le quedó más opción que decir que sí. Al principio, le costó acostumbrarse, pero con el correr de los días, y el hecho de tener lindos dibujos en sus uñas, ayudaron a que se adaptara y que olvidara por completo comérselas. Así que ahora, cuando encuentra en Córdoba algún motivo para estar nerviosa, hace tiritar una pierna, una manía que me parece mucho mejor que la anterior.

Más