Cuando mi novia me dijo que aceptaba venir a vivir conmigo a mi departamento de Mendoza, me sorprendí. Hace mucho le había hecho la oferta, pero pasaron un par de semanas antes de que me dijera que sí y ya creía que se negaría. Por suerte me equivoqué, porque de ser así habría tenido que deshacerme de la oferta de mudanzas que había comprado en Groupon Mendoza. Y es que antes de preguntarle a mi novia si quería venir a vivir conmigo, yo estaba convencido de que me diría que sí, y por eso cuando Groupon publicó la oferta de mudanzas para Mendoza, la compré. Sin embargo, como ella permaneció en silencio por mucho tiempo, yo ya imaginaba qué podría hacer con la oferta, si devolverla, regalarla o qué.

La oferta de mudanza tenía que usarla mi novia para venirse a este departamento de Mendoza.

Al principio había pensado en regalar la oferta de mudanza a mi hermana, quien me había comentado que quería mudarse a otro departamento acá en Mendoza, pero como no la notaba muy entusiasmada con la idea, prefería descartar esta opción. Después había pensado en regalarle la oferta de mudanza a un amigo, pero pensándolo bien, creí que quizás no la usaría tan pronto y vencería mucho antes. Afortunadamente no sucedieron ninguna de las dos cosas y la oferta de mudanzas la cobró mi linda noviecita para venir a vivir conmigo a mi departamento de Mendoza y estar a mi lado las 24 horas del día.

Más